Consejos para viajeros veganos

Flag
Sebastian 西班牙语
2017年9月28日
719
3 分钟
A diferencia de los vegetarianos, los veganos no consumen ningún producto de origen animal, desde la carne hasta los champúes. La realidad es que, dentro de la comunidad vegana, existen varias categorías; algunas personas se permiten ciertos alimentos y consumibles, mientras que otros veganos excluyen de su dieta hasta la miel de abeja, y también están los que compran artículos exclusivamente no probados en animales.

Parece difícil llevar la vida del veganismo, pero claro, desde el punto de vista de la gente que consume carne todos los días y no investiga las condiciones de fabricación del jabón que usa. Lo cierto es que los veganos son altamente efectivos investigando información, ya que siempre indagan todo lo referente a los productos que consumen.

Si eres vegano o tienes a un conocido que lo sea, estos consejos les serán de gran utilidad para viajar y no sufrir estando lejos de casa:

1. Planea el viaje

Al momento de marcar la ruta de todos los lugares que quieras visitar, es recomendable ubicar espacios veganos, tales como hoteles, mercados y restaurantes. Si te quedarás en un apartamento con cocina propia, tendrás la facilidad de comprar los alimentos y artículos personales que tú prefieras, por lo que es importante identificar los mercados cercanos y saber si éstos cuentan con productos veganos.


Si tu plan es quedarte en un hotel, ¿por qué no hospedarte en uno vegano? Veggie Hotels y Vegan Welcome serán tus nuevos sitios favoritos. Cuentan con una gran variedad de opciones como cocina vegana, 100% orgánico, menús libres de glúten, artículos personales sin derivados de animales y mucho más.

Cuando te encuentres recorriendo alguna zona, podrías investigar los restaurantes y locales veganos que estén cerca, así podrías anticipar dónde podrás comer. Pero, si tu itinerario llegara a cambiar, no te preocupes, descarga la aplicación de HappyCow, y esta te dirá qué alternativas veganas hay a tu alrededor.

2. Aprende un poco del idioma

Si vas a viajar a un país donde el idioma es diferente al tuyo, lo ideal es aprender el idioma y conocer ciertas palabras claves que te sacarán de un apuro. Es aconsejable que al menos puedas pronunciar las siguientes palabras y confirmar si estas palabras significan lo mismo en otro idioma, de esta manera podrás comunicar qué es lo que quieres y aclarar qué no quieres:


  • Vegano
  • Vegetariano
  • Orgánico
  • Gluten
  • Granos
  • Legumbres
  • Fruta
  • Verdura
  • Carne
  • Pollo
  • Huevos
  • Leche
  • Queso
  • Mantequilla

Recuerda que también existe una gran selección de aplicaciones para traducir, si llegaras a olvidar cómo se decía alguna de estas palabras, simplemente escríbela en tu traductor y, problema resuelto.

3. Investiga los paquetes de actividades

En algunos países, las atracciones más fuertes son los paseos con animales, y la verdad es que, ¿a quién no le gustaría tener contacto con un elefante, un camello o un tigre? Tristemente, existen un sinfín de agrupaciones que venden este tipo de actividades de manera ilegal, anunciando que sus animales no se encuentran en cautiverio.


Es realmente importante revisar qué asociaciones cuentan con las certificaciones necesarias para llevar a cabo estos recorridos, confirmando que efectivamente sea un santuario de animales. Recuerda, en estos lugares la persona está al servicio del animal, no al revés.

4. Lleva snacks

Cuando salgas de tu habitación, asegúrate de tener algún bocadillo en tu mochila o bolsa, así tendrás algo qué comer si te encontraras en una zona alejada de la civilización, o simplemente para evitar el ajetreo de encontrar algo rápido y que se adapte a tus necesidades. Prepara estas botanas con tiempo para que no te falten a lo largo de tu viaje.


5. Sé flexible

El último y más importante consejo es tomar en consideración que las culturas que visitarás pueden ser completamente distintas a la que vives día a día; por ejemplo, la comida que podrás pedir en México será completamente distinta a la que te servirán en Londres. Primero, no tengas miedo a pedir cambios, ya sea en tu menú o tu alojamiento. Pero, si es imposible que los hagan, siempre habrá más opciones. Si es necesario pedir lentejas para desayunar, ¡qué más da! y, si debes recurrir a lavar tu cabello únicamente con agua, ¡qué importa!

Recuerda que estás de viaje, disfrútalo. Anticipa posibles situaciones con una planeación organizada e investigando lo más que puedas, y no olvides descargar las diversas aplicaciones recomendadas que te podrán salvar de un apuro.