Maneras inteligentes de practicar un nuevo idioma en el trabajo

Profile PictureFlag
Sebastian 西班牙语
2018年2月6日
178
3 分钟
En un mundo cada vez más globalizado, debes tomar en cuenta que es necesario aumentar tus habilidades y tener más herramientas para enfrentarse a la competencia laboral. Una de las cosas que puedes hacer para tener un plus es aprender un idioma extra al nuestro. Eso te facilitará el movimiento de un país a otro, además, te hará sobresalir sobre los demás.

Ya sea que estudies inglés, francés, alemán, chino, etc., lo importante es que te comprometas con el aprendizaje adquirido y practiques cada vez que puedas. Es cierto, en ocasiones es un reto, ya que, debido a nuestras distintas actividades diarias, dedicamos sólo algunas horas a la semana a practicarlo. Entonces, cuando volvemos a la clase o cuando tenemos que comunicarnos en esa lengua, nos sentimos nerviosos y poco preparados.

Por eso, practica más horas de las que acostumbras, no sólo dentro de las aulas, sino en otros lugares que formen parte de tu rutina diaria, como en el trabajo, donde pasas la mayor parte del día.

Aquí hay algunos consejos de cómo practicar un nuevo idioma en el trabajo y tener éxito:

  1. Prepara una lista de preguntas y respuestas, así como de palabras que desconozcas.


Si tu trabajo es bilingüe, tendrás que aumentar tu vocabulario de negocios, para ello, es recomendable hacer una lista de palabras que crees que puedas necesitar. Incluye su traducción al castellano para que no olvides su significado. Además, piensa en el día a día en el trabajo, en los proyectos que traen en puerta, en tus responsabilidades, en dudas que surjan y después, escríbelo en forma de preguntas y respuestas. Será tu libreta de consulta.

  1. Lee libros en el idioma que estás aprendiendo o mira tutoriales en la red.

Estos aportan el vocabulario y la confianza necesaria para mantener conversaciones básicas con hablantes nativos; el primer paso para aprender un idioma. Los tutoriales nos ayudan a saber si vamos por el camino correcto o nos muestran los errores que cometemos. Cuanto más te sumerges, leyendo, escuchando la radio y hablando con la gente, más rápido progresas.

  1. No temas asumir riesgos o cometer errores.

La soltura para mantener conversaciones se alcanza en unas pocas semanas, si se practica con frecuencia. Por eso, si en un principio sientes que estás hecho un rollo, no te preocupes, es parte del reto que trae consigo el aprendizaje. Lánzate, di lo que crees correcto, escucha, participa y vuélvete un experto. Todos cometemos errores, pero es parte del crecimiento.

  1. Pide a las personas que te corrijan.


De este modo te aseguras de la correcta pronunciación de las palabras. Recuerda que en un principio no debes preocuparte demasiado por la gramática. Primero habla y luego ya te concentras en lo demás.

  1. Trabaja en áreas donde debas hablar otro idioma distinto del tuyo.

  • Turismo: trabajar en ese sector te facilita el contacto con personas de diversas culturas. Seguramente tendrás que hablar con clientes o proveedores extranjeros y, al hacerlo diario, te obligas a practicar y mejorar.

  • Diplomacia: esta profesión de entrada requiere que se hablen más de dos idiomas porque se está en contacto con personas de distintas nacionalidades y con lenguajes diversos. Además, es importante tener un alto grado de comprensión cultural.

  • Comercio: las habilidades que generes al estudiar inglés u otra lengua, te ayudarán a establecer conexiones con extranjeros, por lo que, quieras o no, deberás hablar sin miedo.


  1. Traduce documentos o correos que mandes en el trabajo.


Esto hace que tu cerebro piense en dos idiomas y se acostumbre a hacerlo. Al principio, cuando iniciamos el aprendizaje, solemos traducir literalmente una palabra, es decir, la pensamos en castellano y luego la traducimos, pero con el tiempo esto no debe ser así, ya que cuando estés traduciendo pensarás de forma independiente de tu lengua nativa y cambiarás el texto de forma coherente, aunque se tenga que cambiar un poco la redacción.

  1. Cambia el idioma predeterminado de tu computadora y pásalo al idioma que estás aprendiendo.


De este modo, te irás acostumbrando a ver diariamente ese lenguaje, y a leerlo y entenderlo.

  1. Repasa tu próxima presentación en otro idioma.

Incluso aunque tengas que presentar en castellano, el hacer esto te ayudará a trabajar tu cerebro y a entenderlo como algo habitual en tu día a día.

Estos son algunos consejos que puedes aplicar o tomar en cuenta para adquirir más experiencia y fluidez para, más adelante, convertirte en experto. No debes temer aprender inglés o cualquier idioma que prefieras, porque eso te ayudará ser más perspicaz, y traerá nuevas habilidades y seguridad.

您可能会喜欢的文章

The SIELE exam
Profile Picture
Luis Díez
2018年5月16日
Questione di differenze!
Profile Picture
Isabella Regina Beatrice Orfanò
2018年5月16日